VOLVER

Son los Vapers más efectivos que los parches o los chicles para dejar de fumar?

Tal vez estés considerando la posibilidad de dejar de fumar. Ya sea por el frenéticamente ascendiente precio de los paquetes de cigarrillos o por el motivo más importante, tu salud, dejar de el tabaco es un pensamiento que se cruza por muchas mentes a diario. Sin embargo, no todo el mundo lo consigue. Me atrevo a decir que los que tienen éxito en esta hazaña realmente consiguen una de las metas más importantes de sus vidas.

Hay quienes afirman que los Vapers son dos veces más efectivos que los parches o los chicles para dejar de fumar. Pero, es esto cierto?

Desde hace muchos años, los fumadores que usan cigarrillos electrónicos (o vapers) han estado destacando su valor como una forma de reducir su consumo o incluso de dejar de fumar por completo. El uso de vapers es cada vez más común, prueba de esto está en que podemos encontrar numerosas tiendas de vapeo online.

Algunos estudios científicos apoyan esta teoría. En 2017, un estudio publicado en el British Medical Journal reveló que en los Estados Unidos el número de fumadores estaba disminuyendo a medida que aumentaba el número de vapers. Debemos resaltar que a la hora de hacer este análisis la gran mayoría de usuarios de vaper son fumadores de tabaco, son muy pocos los que empiezan a fumar vaper sin ser consumidores de cigarrillos previamente. También hay que añadir que un porcentaje de los compradores de cigarros electrónicos lo hacen con el objetivo de dejar de fumar, por lo tanto, existe una predisposición del usuario.

Así pues, los vapers realmente ayudan a dejar de fumar?

Los detractores del cigarrillo electrónico opinan que hay una falta de datos a largo plazo para sacar conclusiones objetivas y fiables sobre los vapers. Consideran que los datos no son suficientes para saber si realmente pueden actuar como un sustitutivo de los parches o los chicles de nicotina.

Por lo que al segundo punto se refiere, un estudio británico a publicado en la revista médica New England Journal of Medicine demuestra inequívocamente que para dejar de fumar, el cigarrillo electrónico es claramente superior a los sustitutos de la nicotina como los parches y las gomas de mascar.

En que consiste este estudio?

Las personas que participaron en esta investigación estaban inscritas en planes de apoyo para dejar de fumar en el servicio de salud pública del Reino Unido. Estos centros que ofrecen ayuda gratuita para dejar de fumar están repartidos por todo el país. La investigación se llevó a cabo en tres centros.

886 participantes fueron divididos al azar en dos grupos. Los miembros del primer grupo recibieron productos de sustitución de la nicotina a su elección (parches, chicles, pastillas, inhaladores, aerosoles, etc.). Los del segundo recibieron un vaper a libre elección de sabor. El tratamiento incluía, en ambos grupos, apoyo psicológico durante, como mínimo, 4 semanas.

La evolución del estudio se evaluó mediante un seguimiento de autoinformes (el sujeto rellena él mismo un informe sobre su estado), así como mediante un seguimiento biológico basado en la medición del monóxido de carbono (CO). Este gas relacionado con la combustión es un marcador biológico que refleja la intensidad de la inhalación de humo de tabaco.

El monóxido de carbono se une más fácilmente a la hemoglobina que el oxígeno, reduciendo así el suministro de oxígeno a los tejidos. La medición de su concentración permite determinar "cuan fumadora es" una persona. También se registraron cambios en los parámetros respiratorios de los participantes en el estudio.

Qué conclusión se sacan del estudio?

Un año después del inicio del estudio, la tasa de abandono del tabaco era del 18% en el grupo de la vape, en comparación con casi la mitad (9,9%) en el grupo de otros sustitutivos de nicotina. Cabe destacar que de los que habían dejado de fumar, un 80% seguía usando el cigarrillo electrónico, comparado con el 9% que seguía usando el reemplazo de nicotina.

También se evaluaron otros efectos en los investigados. El 65,3% de los sujetos del grupo de vapers informaron de irritación de la garganta frente al 51,2% de los sujetos con sustitutos. Las náuseas, por otra parte, eran más frecuentes en el grupo de "sustitución". Contra pronóstico, el grupo de cigarrillos electrónicos informó de una mayor desaparición de la tos que los sujetos con sustitutos. No hubo diferencias en los otros síntomas respiratorios y su evolución.

Para hacer contrapeso a esta conclusión se debe mencionar el hecho de que los sujetos sabían en qué grupo se encontraban, lo que pudo haber reforzado el efecto psicológico del vaper.

Para poder demostrar esta teoría al 100% este estudio deberá complementarse con otro tipo de estudio llamado estudio ciego, en los que los participantes reciben parches y un cigarrillo electrónico, pero uno de los dos dispositivos es un placebo. La ventaja en este caso es que se permitió a los participantes en el grupo del vaper elegir su material y sus fragancias, lo cual es, por supuesto, una garantía de aceptación y resulta casi imposible en los estudios a ciegas.

Cuál es nuestra valoración?

En nuestra opinión, este estudio muestra una clara superioridad de los vapers frente a otros métodos para dejar de fumar. Estamos de acuerdo con que el experimento se debe contrastar con un estudio ciego para reducir factores externos como puede ser el condicionamiento psicológico del individuo.

También consideramos que una de las cuestiones que aún está pendiente de resolución son las consecuencias de fumar en vaper de forma continuada a largo plazo.

Por lo tanto, creemos que un vaper es una buena solución para dejar de fumar pero no es una varita mágica. El vaper se deberá acompañar de una clara predisposición para dejarlo, sin sacrificio no habrá éxito. También es importante tener presente que lo adecuado es utilizar el vaper como herramienta para dejar de fumar, de lo contrario solo conseguiremos un cambio de hábitos.

Te animamos a dejar de fumar, ganarás en calidad de vida!