VOLVER
|Ser Humano

La genética femenina de los hombres

Los hombres cargamos con una maravilla biológica que le pertenece a las mujeres. Es una molécula de ADN totalmente hembra. Y como una carimba maternal fue implantada en todas y cada una de los billones de nuestras células. Sea usted hombre o mujer. Es una molécula pequeña, un cromosomita sin mucha información pero que se hereda a través de las mujeres y a través de la historia.

La ciencia detrás del argumento anterior es sencilla. Todas las células necesitan mitocondrias para proveerles energía. Todas las mitocondrias tienen una pequeña molécula de ADN. Cuando un espermatozoide fecunda a un óvulo lo único que aporta son los 23 cromosomas del que será el padre de la criatura. Los otros 23 los tiene el óvulo. Ya fecundado éste se dividirá múltiples veces para formar al embrión que se convertirá en feto, que se convertirá en bebé que en la adolescencia se convertirá en un dolor de cabeza. ¿De dónde salen las mitocondrias de todas las células del adolescente feromónico?

Del óvulo que fue fecundado. Cuando se dividió por primera vez sus mitocondrias se multiplicaron para que cada una de las células nuevas recibieran algunas. Esto se repitió millones de veces. Por esta razón todas las mitocondrias, y por consiguiente todas las moléculas de ADN en ellas, presentes en cada una de nuestras células vinieron de aquel óvulo de nuestras madres. Y la de nuestras madres de sus madres, y la de sus madres de las madres de sus madres, y la de….hasta llegar a alguna Eva evolutiva.

Adoro a mi madre por todo lo que me ha dado. Pero saber que me regaló un pequeño tesoro biológico que permanecerá cuando ella no esté, mirar a mis hijas y saber que ellas cargan ADN mitocondrial de la madre de mi esposa, que sus hijos, mis futuros nietos ( que falta mucho tiempo para eso, por si acaso), cargarán el ADN de mi suegra…jum….el ADN de mi suegra…

El asunto es que las mujeres se las ingeniaron para marcar a todos los humanos con un sello que dice: “Aquí mandamos las mujeres”.