VOLVER
|Salud

Ayudar al desarrollo neuronal hablando dos idiomas

Hablar dos idioma no es lo único que distingue a las personas bilingües de los monolingues, ya que sus cerebros también funcionan de manera diferente.

Las investigaciones ha demostrado, por ejemplo, que a los niños que hablan dos idiomas les resulta más fácil resolver problemas que involucren señales engañosas. Un estudio publicado en Psychological Science revela que el conocimiento de un segundo idioma, incluso uno aprendido en la adolescencia, influye incluso a la hora de  leer en su lengua materna. Los resultados sugieren que después de aprender una segunda lengua, la gente ya nunca capta las palabras de la misma manera.

Eva Van Assche, psicóloga bilingüe de la Universidad de Gante, en Bélgica, y sus colegas, reclutaron a 45 holandeses de habla nativa, estudiantes de esta universidad, que habían aprendido Inglés a la edad de 14 o 15 años. Los investigadores pidieron a los participantes a leyeran una colección de frases neerlandesas, algunas de los cuales incluían cognados, palabras que similares y con significados equivalentes en ambos idiomas (como “sport” [deporte], que significa lo mismo en neerlandés e inglés). También leyeron frases que contenían palabras no cognadas, sólo en neerlandés.

Van Assche y sus colegas registraron los movimientos oculares de los participantes mientras leían. Y hallaron que en promedio, los sujetos pasaron ocho milisegundos menos mirando las palabras cognadas que las palabras de control, lo que sugiere que el cerebro procesa las palabras duales de la lengua más rápidamente que las palabras que sólo se encuentran en su idioma nativo.

“La implicación más importante del estudio es que incluso cuando una persona está leyendo en su idioma nativo, hay una influencia de conocimientos de la segunda lengua no dominante”, señala Van Assche. “Ser bilingüe cambia una de las habilidades más automáticas de los individuos”. Esta investigadora también planea estudiar, si las personas que son bilingües procesan a su vez, la información auditiva del lenguaje de manera diferente. “Quedan muchas preguntas”, dice ella.