VOLVER
|Salud

7 beneficios del ácido hialurónico

El ácido hialurónico, también conocido como hialuronano, es una sustancia transparente y pegajosa que el cuerpo produce de forma natural.

Las mayores cantidades se encuentran en la piel, el tejido conjuntivo y los ojos.

Su función principal es retener agua para mantener los tejidos bien lubricados y húmedos.

El ácido hialurónico tiene varios usos. Muchas personas lo toman como suplemento, pero también se utiliza en sueros tópicos, gotas para los ojos e inyecciones.

He aquí 7 beneficios de tomar ácido hialurónico.

1. Promover una piel más sana y flexible

Los suplementos de ácido hialurónico pueden ayudar a que la piel tenga un aspecto más flexible.

Aproximadamente la mitad del ácido hialurónico del cuerpo está presente en la piel, donde se une al agua para ayudar a retener la humedad.

Sin embargo, el proceso natural de envejecimiento y la exposición a elementos como la radiación ultravioleta del sol, el humo del tabaco y la contaminación pueden reducir sus cantidades en la piel.

Tomar suplementos de ácido hialurónico puede evitar esta disminución, ya que proporciona al cuerpo cantidades adicionales para incorporar a la piel.

Se ha demostrado que dosis de 120-240 mg al día durante al menos un mes aumentan significativamente la hidratación de la piel y reducen la sequedad cutánea en adultos.

Una piel hidratada también reduce la aparición de arrugas, lo que puede explicar por qué varios estudios demuestran que su consumo puede hacer que la piel parezca más suave.

Cuando se aplican a la superficie de la piel, los sueros de ácido hialurónico pueden reducir las arrugas, el enrojecimiento y la dermatitis.

Algunos dermatólogos incluso inyectan rellenos de ácido hialurónico para mantener la piel con un aspecto firme y joven.

2. Acelerar la cicatrización de las heridas

El ácido hialurónico también desempeña un papel fundamental en la cicatrización de las heridas.

Está presente de forma natural en la piel, pero sus concentraciones aumentan cuando hay un daño que necesita ser reparado.

El ácido hialurónico ayuda a que las heridas se curen más rápido regulando los niveles de inflamación y dando señales al cuerpo para que construya más vasos sanguíneos en la zona dañada.

Se ha demostrado que su aplicación en las heridas de la piel reduce el tamaño de las mismas y disminuye el dolor más rápidamente que un placebo o la ausencia de tratamiento.

El ácido hialurónico también tiene propiedades antibacterianas, por lo que puede ayudar a reducir el riesgo de infección cuando se aplica directamente a las heridas abiertas.

Además, es eficaz para combatir las enfermedades de las encías, acelerar la cicatrización después de una operación dental y eliminar las úlceras cuando se utiliza de forma tópica en la boca.

Aunque las investigaciones sobre los sueros y geles de ácido hialurónico son prometedoras, no se ha investigado si los suplementos de ácido hialurónico pueden proporcionar los mismos beneficios.

Sin embargo, dado que los suplementos orales aumentan los niveles de ácido hialurónico que se encuentran en la piel, es razonable sospechar que pueden proporcionar algún beneficio.

3. Aliviar el dolor articular manteniendo los huesos bien lubricados

El ácido hialurónico también se encuentra en las articulaciones, donde mantiene bien lubricado el espacio entre los huesos.

Cuando las articulaciones están lubricadas, es menos probable que los huesos rechinen entre sí y causen un dolor incómodo.

Los suplementos de ácido hialurónico son muy útiles para las personas que sufren osteoartritis, un tipo de enfermedad articular degenerativa causada por el desgaste de las articulaciones con el paso del tiempo.

Se ha demostrado que tomar entre 80 y 200 mg diarios durante al menos dos meses reduce significativamente el dolor de rodilla en personas con osteoartritis, especialmente en aquellas con edades comprendidas entre los 40 y los 70 años

El ácido hialurónico también puede inyectarse directamente en las articulaciones para aliviar el dolor. Sin embargo, un análisis de más de 12.000 adultos encontró sólo una modesta reducción del dolor y un mayor riesgo de efectos adversos.

Algunas investigaciones demuestran que combinar los suplementos de ácido hialurónico por vía oral con las inyecciones puede ayudar a prolongar los beneficios del alivio del dolor y aumentar el tiempo entre las inyecciones.

4. Aliviar los síntomas del reflujo ácido

Una nueva investigación demuestra que los suplementos de ácido hialurónico pueden ayudar a reducir los síntomas del reflujo ácido.

Cuando se produce el reflujo ácido, el contenido del estómago se regurgita hacia la garganta, causando dolor y daños en el revestimiento del esófago.

El ácido hialurónico puede ayudar a calmar el revestimiento dañado del esófago y acelerar el proceso de recuperación.

En un estudio de probeta se comprobó que la aplicación de una mezcla de ácido hialurónico y condroitina sulfato al tejido de la garganta dañado por el ácido ayudaba a que se curara mucho más rápido que cuando no se utilizaba ningún tratamiento.

Los estudios en humanos también han demostrado sus beneficios.

Un estudio descubrió que tomar un suplemento de ácido hialurónico y sulfato de condroitina junto con una medicación reductora de la acidez disminuía los síntomas del reflujo un 60% más que tomar sólo la medicación reductora de la acidez.

Un segundo estudio demostró que el mismo tipo de suplemento era cinco veces más eficaz para reducir los síntomas del reflujo ácido que un placebo.

La investigación en este campo es todavía relativamente nueva, y se necesitan más estudios para replicar estos resultados. No obstante, estos resultados son prometedores.

5. Aliviar la sequedad ocular y las molestias

Aproximadamente 1 de cada 7 adultos mayores sufre los síntomas del ojo seco debido a una menor producción de lágrimas o a que éstas se evaporan demasiado rápido.

Dado que el ácido hialurónico es excelente para retener la humedad, suele utilizarse para tratar la sequedad ocular.

Se ha demostrado que las gotas oculares que contienen un 0,2-0,4% de ácido hialurónico reducen los síntomas del ojo seco y mejoran la salud ocular.

También se están desarrollando lentes de contacto que contienen ácido hialurónico de liberación lenta como posible tratamiento del ojo seco.

Además, los colirios de ácido hialurónico se utilizan con frecuencia durante la cirugía ocular para reducir la inflamación y acelerar la curación de las heridas.

Aunque se ha demostrado que su aplicación directa en los ojos reduce los síntomas de sequedad ocular y mejora la salud ocular en general, no está claro si los suplementos orales tienen los mismos efectos.

Hasta la fecha, ningún estudio ha examinado los efectos de los suplementos de ácido hialurónico en el ojo seco, pero puede ser un área de investigación futura.

6. Preservar la fuerza de los huesos

Nuevas investigaciones en animales han comenzado a estudiar los efectos de los suplementos de ácido hialurónico en la salud de los huesos.

Dos estudios han descubierto que los suplementos de ácido hialurónico pueden ayudar a ralentizar la tasa de pérdida ósea en ratas con osteopenia, la fase inicial de pérdida ósea que precede a la osteoporosis.

Los estudios de probeta también han demostrado que altas dosis de ácido hialurónico pueden aumentar la actividad de los osteoblastos, las células responsables de la construcción de nuevo tejido óseo.

Aunque aún no se han estudiado sus efectos en la salud ósea humana, los primeros estudios en animales y en tubos de ensayo son prometedores.

7. Prevenir el dolor de vejiga

Aproximadamente entre el 3 y el 6% de las mujeres padecen una enfermedad denominada cistitis intersticial o síndrome de la vejiga dolorosa.

Este trastorno provoca dolor y sensibilidad abdominal, junto con una fuerte y frecuente necesidad de orinar.

Aunque se desconocen las causas de la cistitis intersticial, se ha descubierto que el ácido hialurónico ayuda a aliviar el dolor y la frecuencia urinaria asociados a esta afección cuando se introduce directamente en la vejiga a través de una sonda.

No está claro por qué el ácido hialurónico ayuda a aliviar estos síntomas, pero los investigadores plantean la hipótesis de que ayuda a reparar los daños en el tejido de la vejiga, haciéndola menos sensible al dolor.

Los estudios aún no han determinado si los suplementos orales de ácido hialurónico pueden aumentar su cantidad en la vejiga lo suficiente como para tener los mismos efectos.